Gotas que devuelven la vista, cada vez más cerca

El análisis de sangre ayuda a diagnosticar la enfermedad en su etapa inicial.

Científicos de la Universidad de Birmingham, en Reino Unido, están a un paso de desarrollar unas gotas para los ojos que podrían revolucionar el tratamiento para degeneración macular asociada a la edad, principal causa de ceguera en el mundo.

Actualmente, el tratamiento para degeneración macular asociada a la edad incluye inyecciones de medicamentos que salvan la vista y deben ser administradas por profesionales médicos.

Sin embargo, esto podría cambiar gracias al trabajo de investigadores dirigidos por la doctora Felicity de Cogan, del Instituto de Microbiología e Infección de la Universidad de Birmingham, quienes inventaron un método para administrar tales fármacos por vía oftálmica.

Después de demostrar en ratas que el efecto terapéutico de las gotas oculares es similar al del medicamento inyectado, los científicos analizaron si ocurría lo mismo en ojos más grandes de animales como conejos y cerdos, cuya dimensión se equipara a la de los humanos, y descubrieron que el efecto era igual.

Ahora los científicos buscan agilizar los estudios de prueba de concepto del fármaco oftálmico para validar el enfoque terapéutico e iniciar (en 2019) los ensayos clínicos correspondientes.

Cabe señalar que la prevalencia de la degeneración macular asociada a la edad está aumentando drásticamente a medida que la población envejece; se estima que alrededor de 200 millones de personas presentarán esta afección en 2020 a nivel mundial.