Tramadol, ¿cómo se utiliza?

Para tratamiento de dolor severo, tramadol es de los medicamentos más utilizados.

El tramadol es uno de los medicamentos más utilizados para tratar el dolor severo, especialmente cuando el paciente deja de responder al uso de paracetamol o antiinflamatorios como .

¿Cómo se usa el tramadol?

El tramadol es un analgésico opioide que actúa sobre la percepción del dolor, tanto donde se produce la lesión como en el sistema nervioso central y periférico.

También te puede interesar Te decimos cuándo no debes consumir ibuprofeno

Ya sea en tabletas, tabletas de liberación prolongada o cápsulas de liberación prolongada, el tramadol se ingiere regularmente cada 4 a 6 horas, con o sin alimentos.

En términos generales, el medicamento hace efecto poco tiempo después de ingerirlo; el alivio permanece, aproximadamente, durante 6 a 8 horas, dependiendo de la concentración y velocidad de liberación del fármaco.

Se recomienda ingerir el medicamento aproximadamente a la misma hora, cada día, y siguiendo las indicaciones del médico en cuanto a dosis, ya que tomar más de lo señalado puede causar efectos secundarios graves o la muerte.

Efectos secundarios del tramadol

Como cualquier fármaco, el tramadol puede ocasionar efectos secundarios, entre los que destacan:

  • Somnolencia
  • Dolor de cabeza
  • Nerviosismo
  • Tensión muscular
  • Cambios de humor
  • Acidez o indigestión
  • Boca seca
  • Dificultades para conciliar el sueño o bien, mantenerse dormido.

¿Cuándo llamar al médico?

El tramadol puede ocasionar problemas de respiración serios o comprometer la vida, sobre todo, durante las primeras 24 o 72 horas del tratamiento y en cualquier momento en que se incremente la dosis indicada por el médico; en estos casos, debe informarse al médico.

Igualmente, el tramadol no debe usarse nunca para tratar el dolor en niños menores de 12 años o para aliviar el dolor después de cirugía para extirpar las amígdalas (adenoides) en menores de 18 años.

Ahora que sabes cómo se utiliza el tramadol, sin duda, tienes más información para usarlo en caso de dolor severo.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.