Taurina, ¿para qué sirve?

El uso de taurina en bebidas energizantes se ha popularizado entre deportistas.

La taurina es un neurotransmisor que interviene en la formación de la bilis, entre otras de sus funciones; se encuentra de manera natural en diversos alimentos, sobre todo, pescados, mariscos y carnes, aunque también se produce en forma sintética (en laboratorios) para incluirse en complementos alimenticios y bebidas energizantes.

También te puede interesar Bebidas energéticas y alcohol, mala combinación

¿Para qué sirve la taurina?

Al tratarse de un aminoácido importante en varios procesos metabólicos del organismo, se cree que la taurina tiene propiedades antioxidantes, pero se sabe poco sobre sus efectos en la salud a largo plazo.

Por lo general, la taurina se incluye dentro de la formulación de bebidas energéticas (junto con cafeína, entre otros ingredientes) para lograr un efecto que mejore el rendimiento psicomotriz (tiempo de reacción, concentración y memoria) y la resistencia física del consumidor.

Sin embargo, la cantidad de bebida con taurina que puede tomar una persona para lograr los efectos esperados, depende de su sensibilidad a los componentes del producto y varía mucho de un individuo a otros.

Efectos secundarios de la taurina

En virtud de que suele combinarse con cafeína en las bebidas energéticas, el consumo de taurina puede suponer un riesgo debido a que no existen datos confiables que respalden cualquier atributo o cualidad favorable para la salud.  

Cuándo llamar al médico

En caso de sobredosis, es necesario acudir o llamar al médico.

Es importante considerar que, además de taurina, podría haber cantidades considerables de otros ingredientes en las bebidas energizante, por ejemplo, cafeína, azúcar o estimulantes herbolarios, lo que representaría un peligro para la salud, ya que consumir demasiada cafeína puede aumentar la frecuencia cardiaca y la presión arterial, además de interrumpir el sueño y causar ansiedad. Por su parte, el azúcar que se agrega a bebidas con taurina puede proporcionar calorías adicionales no deseadas.

Ante cualquier molestia después del consumo de taurina, se debe ar al médico o profesional de la salud.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.