Metformina

La metformina es medicamento útil para controlar la glucosa en sangre.

La metformina es uno de los medicamentos más importantes para las personas con diabetes, debido a que ayuda a controlar el nivel de azúcar en su sangre, es decir, disminuye la cantidad de glucosa que el individuo absorbe de sus alimentos y la que forma su hígado.

Asimismo, la metformina incrementa la respuesta del cuerpo a la insulina, sustancia que controla la cantidad de glucosa en la sangre.

¿Cómo se usa metformina?

Perteneciente al grupo de medicamentos llamados biguanidas, la metformina  se utiliza sola o con otros fármacos, incluyendo insulina, para tratar diabetes tipo 2.

También te puede interesar Diabetes mal tratada, invitación al infarto

La metformina se encuentra en las farmacias en las siguientes presentaciones que se ingieren vía oral:

  • Líquida: por lo general, se toma con los alimentos una o 2 veces al día.
  • Tabletas: se sugiere tomarla con los alimentos 2 o 3 veces por día.
  • Tabletas de liberación prolongada: se toma una vez al día, usualmente con la comida de la tarde.

Es importante señalar que la metformina NO es medicamento que utilicen personas con diabetes tipo 1, pues en este caso, el organismo no produce la insulina y, por tanto, es imposible controlar la cantidad de azúcar en sangre.

Efectos secundarios de metformina

Si experimentas alguno de los siguientes síntomas, debes dejar de tomar metformina y acudir al médico de inmediato:

  • Debilidad
  • Cansancio extremo
  • Náusea
  • Vómitos
  • Dolor de estómago
  • Falta de apetito
  • Respiración rápida
  • Dificultad para respirar
  • Mareos
  • Sensación de frío (particularmente en manos o pies)

¿Cuándo llamar al médico?

Realizar cambios en el estilo de vida, revisar de manera constante los niveles de azúcar en sangre y tomar medicamentos como metformina, son medidas que ayudan a controlar la diabetes y mejorar la salud.

Sin embargo, cuando los niveles de azúcar en sangre no pueden controlarse, a pesar de utilizar metformina, es importante acudir al médico para conocer otras alternativas.

Recuerda, la metformina es medicamento que ayuda a controlar la diabetes, pero no la cura.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.