Butilhioscina, ¿para qué sirve?

Butilhioscina, Espasmos, Principios Activos

La butilhioscina es medicamento indicado en el tratamiento de espasmos (tipo cólico) y trastornos de la motilidad del tracto gastrointestinal, así como en las vías biliares y urinarias.

Butilhioscina, ¿cómo se usa este medicamento?

Se trata de medicamento antiespasmódico que regularmente se utiliza para el alivio de cólicos o dolores provocados por el síndrome de colon irritable, por ejemplo.

Asimismo, la butilhioscina es útil en el caso de:

  • Cólicos y calambres menstruales.
  • Espasmos biliares y en vías urinarias.
  • Contracciones postoperatorias.
  • Incontinencia urinaria
  • Úlcera gástrica o duodenal.

Por lo general, la butilhioscina se encuentra en presentación de grageas o tabletas, así como en solución inyectable y/o supositorios; dependiendo del laboratorio fabricante, puede ser que en su fórmula contenga 10 o 20 miligramos de butilhioscina.

Para cada dosis, se recomienda que sea el médico quien la indique (no es aconsejable automedicarse).

Efectos secundarios de butilhioscina

Se han identificado algunos efectos adversos como:

  • Problemas respiratorios.
  • Alergias.
  • Problemas nerviosos.
  • Trastornos gástricos.

En cuanto a contraindicaciones de la butilhioscina, se sabe que no pueden usar este medicamento personas con hipersensibilidad al componente, así como con problemas en el tubo digestivo o bien, afecciones en el corazón, hipertrofia prostática con retención urinaria y mujeres embarazadas.

Es importante señalar que este medicamento puede causar somnolencia o mareos, por tanto, se debe tener cuidado al conducir o realizar otras tareas que requieran alerta mental.

¿Cuándo llamar al médico?

En caso de sobredosis, se debe suspender el medicamento e informar o acudir al médico.

 

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.