¿Qué es el brote de adenovirus y por qué es tan letal?

  • SyM - Editorial
Adenovirus
Los síntomas de contraer adenovirus se ven desde el segundo día de contagio.

En el invierno son muy comunes las enfermedades y contagios; en las escuelas los brotes de virus se multiplican y el cuidado que debemos tener con nuestros niños debe aumentar, y para empezar con las precauciones, es necesario que sepas qué es el adenovirus.

Éste es un virus que típicamente causa enfermedades respiratorias como resfriados, conjuntivitis (infección de los ojos), crup, bronquiolitis y/o neumonía.

También te puede interesar: Neumonía

El virus se puede presentar a cualquier edad de la niñez, pero de acuerdo con la Academia Estadounidense de Pediatría, los niños de entre seis meses y dos años de edad, que asisten a guarderías, pueden tener más probabilidades de enfermarse con estos virus.

¿Cómo se transmite el Adenovirus?

Los líquidos de las vías respiratorias (nariz, boca, garganta y pulmones) pueden contener el virus. Las infecciones se contagian por o con otro individuo o un objeto que está contaminado. Así que a lavarse las manos constantemente.

Este virus también puede afectar el tracto digestivo, se contagia por o fecal-oral (entre heces y boca). Generalmente esto ocurre por un mal lavado de manos o por comer o beber alimentos o agua contaminados.

¿Qué síntomas debo notar?

El hospital de cuidado para niños de Stanford menciona que la mayoría de las infecciones por adenovirus son leves y presentan pocos síntomas, pero se pueden presentar desde el segundo día que se tiene o con el virus, las cuales son:

“Síntomas de un resfriado - goteo nasal, diarrea acuosa que aparece de repente, dolor de garganta, fiebre, sensibilidad abdominal, tos fuerte, vómitos, inflamación de ganglios linfáticos, dolor de cabeza, sensación de malestar y conjuntivitis. Si se presentan los síntomas durante más tiempo lo mejor es acudir con un médico para que nos brinde un diagnóstico mediante análisis de sangre, pruebas sobre fluidos respiratorios, muestras de heces o una radiografía del torax”.

¡Prevenirlo es muy fácil!

No dejes que tus hijos se contagien, procura inculcarles el hábito de lavarse las manos con agua y jabón por lo menos 20 segundos y secarlas con una toalla limpia y siempre utilizar un pañuelo al momento de estornudar o toser.

Como puedes notar, el adenovirus puede darnos un mal rato de nuestra vida pasándola enfermo, pero con el debido cuidado el virus no llegará a nuestra casa, en todo caso acuda con su médico para detener la enfermedad.

descarga este artículo en PDF