¿Cómo se refleja el dolor en nuestras emociones?

Sanar emociones consejos
¿Sabías que el o con la naturaleza puede ayudarte a sanar emociones?

El ritmo tan agitado de vida que la mayoría llevamos, suele dañar nuestra salud física y mental, por lo que es necesario darse un respiro y aprender a sanar emociones. ¿Cómo lograrlo? Revisa los consejos de una experta en el tema.

Sanar emociones, ¿cómo lograrlo?

En entrevista, Katia Thiele, especialista en salud emocional, asegura que el término "salud" está mal entendido en la actualidad.

El ser humano se desconoce a sí mismo, porque está siempre ocupado con el exterior

"Cuando era niña, hablar de salud implicaba únicamente referirse a la salud física. Sin embargo, hoy sabemos que es término que abarca no sólo aspectos físicos, también las emociones y la parte espiritual del individuo", explica la también escritora, quien además cuenta con una maestría en Orientación Psicológica por la Universidad Iberoamericana (Ciudad de México).

Vivimos en un mundo con tantos cambios constantes, que el ser humano, en general, se desconoce a sí mismo. Estamos tan ocupados con el exterior, que nos desconectamos por completo de nuestro interior, es decir, de nuestras emociones.

Pensamientos negativos, la mayor parte del tiempo

"Debemos entender que las emociones no son "buenas" o "malas", simplemente son emociones. Antes de cada emoción, tenemos un pensamiento; esto implica que para emociones negativas, como el miedo, tenemos pensamientos igualmente negativos.

Si la mayor parte del tiempo nuestros pensamientos son negativos, nuestras emociones también son negativas

No sabemos ponerle un "alto" a nuestra mente. El ser humano tiene de 60 mil a 90 mil pensamientos al día, la mayoría de ellos son negativos en el 95% de la población mundial.

¿Cómo mantener una salud integral equilibrada?

Nosotros somos los que nos enfermamos pero también tenemos la capacidad de autosanarnos

Katia Thiele ha aprendido que la salud integral está al alcance de todos, aunque requiere ciertos hábitos:

  1. Meditación: todos los días es necesario lograr una mente "quieta", por lo menos, con 5 o 10 minutos en la mañana y la noche.
  2. Cuerpo en movimiento: el sedentarismo daña la salud, sobre todo cuando la mente viaja a mil por hora, pero sin un cuerpo que se ejercite.
  3. Comer saludablemente: más comida "viva" y menos procesada ayudan al equilibrio integral.
  4. Reducir el estrés: realizar, por lo menos, media hora de ejercicio físico cada día ayudará a reducir el estrés de la vida diaria.
  5. Dormir de 6 a 8 horas cada día.
  6. Conectar con la naturaleza: la naturaleza es sabia y hasta no entrar en o con ella, no disfrutaremos de una vida saludable.
  7. Relaciones sociales: somos energía y la mala vibra de algunas personas se contagia, por ello, debemos aprender a alejarnos de las energías tóxicas y procurar los lazos sociales con individuos optimistas.

Aprender a sanar emociones, saber cómo lograrlo, sin duda, se reflejará en una mejor salud física y mental, como bien señala Katia Thiele.

descarga este artículo en PDF