Michael Phelps y el síndrome de Marfan, para ser el número 1

    SyM
Michael Phelps y el síndrome de Marfan
Sus brazos largos y flexibilidad, entre otros signos, despertaron sospechas de que Michael Phelps pudiera estar afectado.

¿Qué es el síndrome de Marfan? Es problema médico que afecta al tejido conectivo y parece estar presente en Michael Phelps, el famoso nadador estadounidense ya retirado. ¿Es cierto?

Signos del síndrome de Marfan en Michael Phelps

Con un total de 28 medallas, Michael Fred Phelps es el deportista olímpico más condecorado de todos los tiempos, además de poseer el récord de más preseas olímpicas de oro (23), entre muchos otros logros.

Sin embargo, más allá de sus triunfos deportivos, pocas veces se habla de que este hombre de 33 años nacido en Baltimore fue sometido a exámenes ante la sospecha de que podría tener el síndrome de Marfan. Se trata de trastorno del tejido conectivo, el cual hace que todas las partes de nuestro organismo se mantengan en su lugar, además de ayudar a controlar el crecimiento corporal.

La sospecha de que el exnadador podría manifestar esta afección se originó debido a que varios síntomas estaban presentes en él:

  • Brazos y piernas largos.
  • Cuerpo alto y delgado.
  • Dedos de las manos largos y delgados.
  • El pecho se hunde (pectus excavatum) o sobresale/pecho de paloma (pectus carinatum).
  • Articulaciones flexibles.
  • Dientes demasiado juntos.
  • Pies planos.

Se trata de trastorno que también puede afectar el corazón y los vasos sanguíneos; ojos, piel, sistema nervioso y pulmones.

Qué es el síndrome de Marfan y cómo se diagnostica

Ante la posibilidad de que pudiera tener el síndrome de Marfan, médicos del Johns Hopkins University, en su tierra natal, lo revisaron y descartaron este problema; de paso, confirmaron que su sistema cardiovascular funciona correctamente.

No obstante, especialistas recomiendan que si alguna persona presenta alguno de los signos del síndrome de Marfan, debe acudir al médico. Aunque no existe una prueba única para diagnosticarlo, es posible usar la historia clínica del paciente, antecedentes familiares y un examen físico.

El síndrome de Marfan no tiene cura, pero los tratamientos pueden ayudar a atrasar o prevenir complicaciones.

Afortunadamente, el hecho de haber vinculado a Michael Phelps con esta condición médica, permitió que se hablara más sobre ella, sus signos y las terapias alternativas para enfrentarla, al tiempo que se comprobó que detrás de sus éxitos deportivos no había ninguna enfermedad, simplemente esfuerzo, dedicación y características físicas envidiables.

Ahora que sabes qué es el síndrome de Marfan, puedes tomar mejores decisiones sobre tu salud.

descarga este artículo en PDF