Estos hábitos podrían lesionar tus genitales

Descubre para prevenir las lesiones genitales más comunes.
Descubre para prevenir las lesiones genitales más comunes.

Actividades tan cotidianas como hacer deporte, métodos de higiene y encuentros sexuales pueden dañar tu salud íntima. Conoce las lesiones genitales más comunes y cómo evitarlas.

Hábitos de riesgo

  • Usar ropa interior muy ajustada.
  • Utilizar utensilios o juguetes sexuales sin cuidado.
  • Practicar deportes de o (soccer, futbol americano, artes marciales, etc.).
  • Contacto sexual a edades prematuras, en posiciones poco confortables o sin la suficiente lubricación.

También te puede interesar: Bartolinitis, causa de relaciones dolorosas

  • Usar bicicleta o motocicleta por superficies irregulares o con un asiento dañado.
  • Depilación sin cuidado.

En hombres

Los órganos sexuales masculinos suelen sufrir lesiones genitales más comunes que los femeninos, puesto que se encuentran expuestos.

Las más graves involucran heridas abiertas en prepucio o escroto (piel que cubre el pene y testículos, respectivamente) volviendo mucho más vulnerable a los genitales a una infección. Usualmente son causadas por depilación o heridas debido al cierre del pantalón.

Además, aunque no tiene huesos, existe la fractura de pene que, a decir de la , es un traumatismo poco frecuente que ocurre cuando, durante una erección, el pene se dobla.

También te puede interesar: Roces sexuales: miedos frecuentes

La mayoría de los casos ocurren durante un encuentro sexual y se considera una urgencia médica.

En mujeres

De acuerdo con la del sistema de salud de Estados Unidos, la mayoría de las mujeres experimentan problemas vaginales menores en su vida debido al ciclo menstrual, métodos anticonceptivos e infecciones leves.

Sin embargo, no están exentas de sufrir irritaciones por depilación con rastrillo o durante el coito. Estas heridas deben ser revisadas por un profesional y tratadas para evitar infecciones.

Igualmente, algunos productos para el bienestar de la zona íntima o el material de la ropa interior pueden irritar o causar alergias. Ante la presencia de sarpullido, comezón o enrojecimiento, lo mejor es acudir con un especialista.

¿Cuándo acudir al médico?

Siempre es mejor la revisión de un profesional de la salud, pero si fuiste víctima de una de las lesiones genitales más comunes y presentas alguno de estos síntomas, ¡no lo dudes!, acude a tu médico.

  • Cuando el golpe fue muy fuerte.
  • El dolor no baja, aumenta o se extiende a otros puntos (como espalda baja, pelvis o abdomen).
  • Se vuelve difícil la movilidad.
  • Cuando hay sangrado o heridas abiertas.
  • Si tuviste una cirugía o intervención quirúrgica en la zona en los últimos 3 meses.
  • Problemas para orinar.
  • Si la piel de la zona cambia de color o huele mal.
  • Si hay inflamación, hematomas (moretones) o salpullido.

Ahora que conoces las lesiones genitales más comunes, ¡cuídate! Recuerda utilizar equipo de protección si realizas actividades de riesgo y mantén una buena higiene íntima.

descarga este artículo en PDF