Pegging: cambio de rol en la cama

  • SyM - Paulina Martin
Pegging, Juegos sexuales de sumisión
El pegging ofrece el cambio de roles sexuales, pues la mujer penetra al hombre.

Pegging (también conocido como Bend over boyfriend) es práctica sexual en la que la mujer penetra al hombre. Además del placer psicológico que significa para ella asumir el papel dominante, para él implica la estimulación del punto P que lo lleva al placer.

Juego de sumisión y dominación

Estimular el ano y la próstata del hombre, ya sea con consoladores y arneses de penetración (o strapon, en inglés) o simplemente con los dedos es el fin del pegging.

Para la mujer el placer radica en intercambiar el rol sexual de sumisa que "tradicionalmente" se le atribuye, al de tomar las riendas de la relación.

Los hombres encuentran placer ante la estimulación del ano y, especialmente, del "punto G masculino" (también llamado punto P debido a que se refiere a la próstata). Así como la idea de ser penetrado por una mujer en un acto de sumisión masculina. Por si fuera poco, algunos hombres disfrutan masturbándose (o siendo estimulados manualmente) durante la penetración anal.

Miedos masculinos… ¡y femeninos!

Muchos hombres temen lanzarse a probar la penetración anal por temor a que se les considere homosexuales. Sin embargo, deben considerar que no están cambiando su orientación sexual, únicamente están enriqueciendo la forma en que él y su pareja disfrutan del sexo.

Otro de los temores masculinos acerca del coito por el ano es el relacionado con el dolor. Por eso, aquí van unas recomendaciones…

¿Cómo se hace el pegging?

La estimulación de la próstata (equivalente al punto G femenino) llega por la "puerta de atrás", y para esto, la mujer puede recurrir a diversos juguetes sexuales, los cuales no sólo llevarán a su pareja al clímax, ¡también a ella!

Antes de practicar el pegging es recomendable realizar suficiente jugueteo sexual para que ambos miembros de la pareja estén excitados.

Cabe señalar que hay tres cosas imprescindibles para realizar el Bend over boyfriend:

  1. Comunicación: como en toda práctica sexual, todos los participantes deben estar de acuerdo en realizarla y para eso se requiere establecer reglas y límites.
  2. Paciencia: se debe ir poco a poco, sobre todo en las primeras veces.
  3. Lubricación: el ano no lubrica por sí mismo, así que será necesario utilizar un lubricante para sexo anal (algunos contienen sustancias que permiten la dilatación).

Los juguetes fabricados para el pegging se reconocen ya que el dildo acoplado al arnés posee la forma tradicional de los juguetes para el sexo anal. Hay de distintas longitudes, grosores y curvaturas, pero es recomendable iniciar con dildos pequeños y estrechos, y siempre usar lubricante anal.

Arneses de penetración, Juguetes sexuales

Por otra parte, los genitales femeninos reciben estimulación directa desde la base del consolador, incluso puede usar un vibrador secundario entre el consolador y sus genitales, o consoladores de triple punta para la estimulación vaginal y anal.

Así, si quieres un momento de placer que tu pareja ¡nunca olvidará!, sólo tienes que tocar la puerta trasera.

descarga este artículo en PDF