7 alimentos para reducir las chaparreras

    SyM
Alimentos que reducen las chaparreras
¿Es posible eliminar grasa de caderas y muslos con tu dieta?

En las mujeres, las caderas y muslos van acumulando grasa debido a sobrepeso, embarazo, variaciones hormonales o pérdida de elasticidad en la piel. Pero hay alimentos para reducir las chaparreras que te serán de gran ayuda.

¿Cómo bajar las chaparreras?

Cabe aclarar que no hay alimentos que, por sí solos, puedan dirigirse exclusivamente a eliminar grasa de caderas y muslos (o de cualquier parte del cuerpo).

Es la combinación de alimentación saludable y ejercicio la única forma en que puedes reducir las chaparreras.

Los ejercicios para eliminar grasa de caderas y muslos son principalmente los cardiovasculares como zumba, caminata, natación, ciclismo o correr.

Mientras que hay 7 alimentos para reducir las chaparreras como:

1. Avena

Su fibra soluble absorbe el peso líquido del cuerpo ayudando a bajar el volumen de zonas hinchadas. Consúmela en el desayuno.

2. Café

¡Pero no lo tomes! Utiliza sus sedimentos mezclados con sal marina gruesa para hacer un exfoliante que regenere las células de tus muslos (¡además combatirá la flacidez y celulitis!).

3. Frutas ricas en fibra

Manzanas, papas, fresas, piña, sandía y melón. Además, muchas poseen antioxidantes.

4. Verduras

Zanahoria, lechuga, jitomate, brócoli, especialmente si se consumen crudos, son parte de los alimentos que reducen las chaparreras.

5. Frutos secos

Nueces, avellanas, almendras y cacahuates ayudan a eliminar toxinas del cuerpo, eliminando grasa con mayor facilidad.

6. Pescado

Atún y sardinas deben incluirse en tu dieta diaria por sobre carnes rojas o grasas.

7. Grasas "buenas"

Consume diariamente pequeñas cantidades de estas grasas insaturadas que obtienes en alimentos como aguacate, salmón y aceite de oliva.

Recuerda complementar tu dieta a base de alimentos para reducir las chaparreras con una rutina de ejercicios de al menos dos veces por semana y la ingesta de mucha agua diariamente.

descarga este artículo en PDF