Síndrome de la cama vacía, ¿lo padeces?

    SyM
Síndrome de la cama vacía
El síndrome de la cama vacía es un problema que afecta a muchas mujeres hoy en día sin saberlo.

¿Has sentido que lo tienes todo y al mismo tiempo no tienes nada? Puede que tengas el síndrome de la cama vacía, un problema que generalmente experimentan las mujeres. ¡Te decimos por qué!

El éxito de las mujeres hoy en día se mide de diferentes formas, cuando antes se creía que lo máximo era casarse y formar un hogar, ahora éste se rige por éxitos profesionales, descubrimientos científicos y hasta movimientos sociales, dejando atrás la idea vaga de que el amor lo era todo para la mujer perfecta.

Lo que poco se sabe, es que muchas mujeres que lo tienen todo en el área profesional, se sienten insatisfechas y vacías por el hecho de haber dejado el amor atrás, y es ahí donde entra el síndrome de la cama vacía,  en donde el aspecto sexual y sentimental ha sido abandonado.

¿Por qué se da el síndrome de la cama vacía?

“Muchas mujeres entre los 30 y 40 años, independientemente de sus logros profesionales o intelectuales, sienten el impulso y la necesidad de estar en pareja y de formar una familia”, explica la psicoterapeuta y directora de Coaching Club, Verónica Rodríguez.

Pero como han dejado de enfocarse en el amor por desempeñarse en lo profesional y como las familias persisten, a pesar del tiempo, en inculcar el amor como el estado máximo de éxito, la mujer termina en una relación hueca, forzada y sin conexión con tal de llenar esos estándares que le han marcado.

Entre los síntomas que podemos encontrar de  alguien que sufre el síndrome de la cama vacía se encuentran la tristeza y un sentimiento de desprotección y abandono, además de trastornos de sueño o desórdenes depresivos.

También te puede interesar: El "sexo fuerte" es más propenso a padecer depresión

La base del síndrome de la cama vacía es el hecho de no tener pareja o tener una pareja forzada, la solución está en tu decisión.

Date el tiempo de conocer gente, de abrirle las puertas al amor, o en el mejor de los casos, de darte a entender que no dependes de nadie para vivir feliz y completa en autoestima. Piensa en ti y acepta tu vida tal y como es.

descarga este artículo en PDF