Qué hacer para evitar la influenza estacional

    SyM
Cómo prevenir la influenza estacional
Abrigarse en esta época reduce el riesgo de influenza estacional.

Si te interesa saber cómo prevenir la influenza estacional, es importante conocer antes las causas de esta enfermedad y qué medidas pueden proteger tu salud.

¿Cómo prevenir la influenza estacional?

La influenza es enfermedad respiratoria contagiosa benigna causada por los virus de la influenza (A, B y C). Aunque se confunde a menudo con el resfriado común, lo cierto es que se trata de dos condiciones diferentes.

También te puede interesar La vacuna contra la influenza sí es segura

Si bien puede afectar al ser humano en cualquier momento, suele multiplicarse durante parte del otoño y en invierno, por lo que esos casos son diagnosticados como influenza estacional.

Para evitar la enfermedad, es necesario tomar precauciones que incluyen ciertos hábitos de vida, así como el uso de medicamentos.

Objetivo: combatir los gérmenes de la influenza

La mejor forma de prevenir la influenza estacional es aplicarse la vacuna todos los años. Cabe señalar que este medicamento protege contra los virus de influenza que, de acuerdo con investigaciones científicas, serán los más comunes en la temporada en cuestión (2018-2019).   

Otras medidas que no pueden faltar para saber cómo prevenir la influenza estacional son:

    1. Evita el o cercano con personas enfermas.
    2. Cubre nariz y boca con un pañuelo (desechable, de preferencia) al toser o estornudar, así minimizas el riesgo de contagiar a quienes se encuentran cerca.
    3. Lávate las manos: esta simple medida ayuda a protegerte contra los gérmenes. Si no tienes agua y jabón, al menos usa un limpiador de manos a base de alcohol.
    4. Evita tocarte ojos, nariz y boca: los virus se diseminan con rapidez cuando una persona toca algo que está contaminado con gérmenes y, luego, su cuerpo.
    5. Si permaneces mucho tiempo en un lugar caliente, tapa tu boca al salir.
    6. Evita corrientes de aire frío.
    7. Practica buenos hábitos de salud: limpia y desinfecta las superficies de o más comunes en tu casa, trabajo o escuela, sobre todo, cuando hay enfermos a tu alrededor.
    8. Consume alimentos nutritivos, mantente físicamente activa, controla tu estrés y toma líquidos en abundancia.
    9. ¡Abrígate! La ropa gruesa en esta época es más útil que nunca, así que saca del clóset guantes, gorros, suéteres y bufandas
    10. Si tienes influenza, guarda reposo en casa, así evitarás contagiar a amigos, familiares o compañeros de trabajo.

Ahora ya sabes cómo prevenir la influenza estacional y disfrutar de los meses fríos (otoño e invierno) libre de molestias.

descarga este artículo en PDF