Posiciones para concebir una niña
Posiciones para concebir una niña

Posiciones para concebir una niña

Algunas parejas prefieren varón y otras, sueñan con dar la bienvenida a una niña en la familia, por ello, buscan la manera de conseguir su deseo, pero ¿es posible realizarlo desde la cama…?

También te puede interesar Fertilización in vitro, nueva era

Descubre si existen posiciones para concebir una niña o niño, y qué dice la ciencia al respecto.

¿Qué opina la ciencia sobre las posiciones para concebir una niña?

Cuando la familia está formada solamente por hijos, es natural que la pareja se pregunte si puede iniciar un embarazo para tener una niña o bien, si la casa está llena de varones, el género contrario.

Aunque los tratamientos de fertilidad actuales permiten a ciertas parejas escoger el género del bebé (los médicos crean o identifican embriones de determinado sexo), fuera de un laboratorio, esta tarea es casi imposible.

Por tanto, si piensas que las posturas en la cama influyen en el hecho de tener niño o niña, te tenemos malas noticias, pues los especialistas descartaron que las posiciones sexuales determinen el género del bebé.

De hecho, publicaron hace tiempo un en The New England Journal of Medicine, en el que establecen que no hay relación entre la duración del acto sexual y el sexo del bebé.

Método Shettles y posiciones para concebir una niña

Lejos de la ciencia, ciertos métodos "caseros" prometen aumentar la posibilidad de elegir el sexo del bebé, y uno de ellos fue creado en 1960 por el Dr. Landrum B. Shettles.

El método Shettles ofrece aumentar la probabilidad de que un bebé sea del sexo masculino o femenino a partir de la elección del día del ciclo menstrual en que la relación sexual se produce y la posición adoptada durante el coito.

También te puede interesar Ciclo ovárico y uterino

Según el Dr. Shtettles, el esperma que contiene el cromosoma Y (masculino) es más pequeño y rápido, pero menos resistente que el espermatozoide que transporta el cromosoma X (femenino).

Por tanto, si la relación ocurre en el día de la ovulación, los espermatozoides portadores del cromosoma Y tendrían más oportunidades de fertilizar el huevo; si el coito se lleva a cabo unos días antes de la ovulación, el esperma con el cromosoma X tiene mayor posibilidad de lograr la fecundación debido a su mayor capacidad de sobrevivir más tiempo en el sistema reproductor femenino.    

Cara a cara o de espaldas

De acuerdo con el método Shettles, la posición en que se desarrolla el acto sexual influye en el sexo del bebé. Cuando la cópula con la pareja se realiza uno frente al otro, la penetración es más profunda y los espermatozoides son liberados más cerca de la entrada del útero, en una región menos ácida del canal vaginal, la cual parece favorecer el "triunfo" del espermatozoide masculino.

Por otro lado, si se buscan posiciones para concebir una niña, la sugerencia del Dr. Shettles es que la mujer esté de espaldas al hombre durante el coito, de manera que el esperma sea expulsado en la porción inicial del canal vaginal (es una región ácida), es decir, más lejos de la entrada del útero, lo cual favorecería la supervivencia de los espermatozoides femeninos.

Considera que más allá de la postura que elijas durante el encuentro íntimo, lo importante para lograr un embarazo es tener un organismo saludable, sostener relaciones sexuales con frecuencia y visitar al médico para revisar que no hay impedimentos para conseguirlo.

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico

Laura Ruíz

Laura Ruíz Última actualización: Mié, 06/03/2019 - 11:47