Lo que dice el color de tu menstruación

  • SyM - Andrea de María
El color de la sangre durante tu menstruación
El color de la sangre menstrual refleja tu estado de salud.

Te decimos qué significa el color de la sangre menstrual y los factores que influyen en él.

En la mayoría de casos, la menstruación se acompaña de dolor de espalda baja, cólicos abdominales, senos hinchados, cambios de humor, cansancio y/o dolor de cabeza; lo que difiere en cada mujer es el tono de la sangre.

¿Qué significa el color de la sangre menstrual?

  • Rojo pálido: es normal si estás tomando píldoras anticonceptivas; si no es así, puede indicar algún desequilibrio hormonal.
  • Naranja: cuando el flujo se mezcla con fluidos del cuello uterino parece sangre menstrual muy clara, casi anaranjada y con rayas rojas, pero si tiene color naranja brillante, puede asociarse con alguna infección, en cuyo caso debes consultar al médico.
  • Rojo brillante: este tipo de sangre significa que fue recientemente arrojada y liberada del cuerpo; por lo general, se trata de flujo ligero y bastante frecuente en la mayoría de periodos.
  • Rojo oscuro/púrpura: si te preguntas "¿por qué mi regla es oscura?", probablemente la explicación sea que se trata del flujo que se derrama al despertar o, si apenas comienzas el sangrado, que haya sido residuo de tu última menstruación. Expertos aseguran que la menstruación oscura y seca suele indicar un contenido "viejo", es decir, podría haberse almacenado en el útero por más tiempo del habitual antes de ser expulsado.
  • Café/negro: también es sangrado "viejo". La mayoría de mujeres expulsa un sangrado menstrual café, pero con tinte oscuro e incluso, negro, hacia el final del periodo y en cantidades mínimas. Igualmente, puede ser tejido endometrial que quedó en los pliegues uterinos o bien, ocurrir en personas cuya regla suele ser irregular.

Textura del flujo menstrual

En un organismo saludable, la textura de la menstruación suele ser entre ligera a espesa (sin viscosidad), pero puede cambiar y ser indicio de algún problema:

  • Coágulos pesados: cuando hay fuertes hemorragias, el cuerpo produce anticoagulantes para prevenir el espesamiento de la sangre; sin embargo, durante periodos menstruales abundantes (pesados) este mecanismo no consigue suficiente tiempo para hacer su trabajo, por lo que se forman coágulos asociados con sangre oscura debido a la acumulación de ésta en las paredes uterinas. En estos casos, conviene informar al médico y averiguar las causas.
  • Resbaladiza, gelatinosa: este tipo de sangre tiene consistencia similar a una jalea debido a que se mezcló con el moco del cuello uterino. De manera normal, el moco cervical está presente en la vagina y al combinarse con el flujo menstrual ligero, resulta una textura parecida a un gel resbaladizo.
  • Flujo menstrual fino: este tipo de sangre menstrual impide la coagulación, aspecto que generalmente se debe a la combinación con mucosidad del cuello uterino.
  • Tejido: la aparición de tejido endometrial en la sangre puede ser signo de aborto espontáneo, por lo que debes buscar atención médica inmediata.

Enfermedades que podrían cambiar el color de tu menstruación

Si además de un color de la sangre menstrual distinto al habitual presentas otros síntomas, acude con tu médico para recibir diagnóstico y tratamiento adecuado, ya que algunas afecciones también pueden alterar las características del periodo menstrual, por ejemplo: 

Saber qué significa el color de la sangre menstrual es vital para toda mujer.

Cuando detectes que el color tu regla tiene apariencia diferente a la que acostumbra, haz a un lado la pena y habla con tu médico, a fin de identificar la causa y saber qué hacer al respecto.

descarga este artículo en PDF