Protectores solares, deja de usarlos mal

  • SyM - Cecilia Jiménez
Cómo usar protectores solares, Protección solar
Aplicar correctamente protectores solares reduce el riesgo de cáncer de piel.

Si piensas que se aplican solamente cuando vas a la playa o una vez al comenzar el día, ¡te equivocas! Conoce los errores que muchos cometen al usar protectores solares y qué hacer para evitarlo. ¡Cuida tu piel!

Aliados contra quemaduras solares

Conocer los riesgos que supone la radiación ultravioleta para la piel ha permitido desarrollar protectores solares cada vez más efectivos y con mayor variedad de presentaciones. Sin embargo, aún existe cierto desconocimiento sobre la manera de usar estos productos y aprovechar al máximo sus beneficios, entre los que destaca su capacidad para proteger contra el cáncer de piel y el envejecimiento prematuro.

Uno de los errores más comunes se refiere a la cantidad de protector solar que se requiere para cubrir las zonas de la piel expuestas de un adulto, pues la mayoría de veces se aplica muy poco. Expertos aseguran que se necesita alrededor de 28 gramos (equivale a una cucharada sopera colmada), al menos, para garantizar la protección de espalda, pecho y extremidades, mientras que una cantidad del tamaño de una moneda con 2 cm de diámetro es suficiente para cara y cuello.

Debes aplicarlo varias veces

Muchas personas tienen el hábito de cubrir todo el cuerpo con el bloqueador solar adecuado, pero una vez en la playa, alberca o en la cancha de tenis, por ejemplo, olvidan reaplicar cada dos horas y después de haber hecho deporte en el agua o de haber sudado.

Otra equivocación surge cuando adquieres un protector solar simplemente por el aroma fresco que percibes al destaparlo o porque "está de moda", sin pensar que lo más importante es el tipo de factor de protección solar que contiene. Las personas con piel morena deben usar, como mínimo, FPS 30, mientras que una piel más clara requerirá FPS mayor, es decir, 40 o 50.

Además, conviene elegir protectores solares con FPS de alto espectro, lo que significa que defienden la epidermis de los rayos ultravioleta A y B.

Igualmente, considera que estos productos necesitan cierto tiempo (aproximadamente 20 minutos) para actuar al 100%, es decir, para que la piel pueda absorber el bloqueador solar y convertirse en el "escudo" que te defienda contra la radiación solar. Por tanto, debes aplicarlo, al menos, 20 o 30 minutos antes de salir al aire libre.

ALT DE LA IMAGEN
Ninguna zona de la piel puede quedar sin protección solar.

Tampoco cometas el error de olvidar zonas donde la piel es más frágil, por ejemplo, orejas, cuello y puntas de los pies, las cuales sufren quemaduras con gran frecuencia. Para las áreas que no puedes alcanzar fácilmente, pide a alguien que te ayude o usa protector solar en spray.

Recuerda revisar la fecha de caducidad del producto, ya que es frecuente que las personas guarden el bloqueador solar que usaron en las vacaciones pasadas y vuelvan a aplicarlo, por ejemplo, en su siguiente visita a la playa, sin tomar en cuenta que quizá ya no sea útil porque, probablemente, caducó.

Todos podemos disfrutar del sol si utilizamos bloqueadores solares de manera adecuada y, al mismo tiempo, adoptamos medidas para complementar la protección: usamos ropa de manga larga, pantalones, lentes oscuros y sombreros de ala ancha o gorras.

descarga este artículo en PDF