Uso correcto del condón

Cómo poner un condón

El uso correcto del condón o preservativo, además de evitar embarazos, previene el contagio de numerosas infecciones de transmisión sexual (ITS). Se debe colocar en todas las relaciones sexuales, sean vaginales, anales u orales.

Entre las ventajas del preservativo está la protección contra enfermedades como: gonorrea, papilomavirus, VIH/sida, sífilis, hepatitis B, herpes genital, candidiasis, clamidiasis y tricomoniasis.

¿Cómo poner un condón?

Para que su protección sea eficaz, este es el uso correcto del condón masculino paso a paso:

Uso correcto del condón
Este es el uso correcto del condón masculino
  1. El condón debe colocarse en la punta del pene erecto, sujetándolo con la yema de los dedos, dejando libre el espacio superior (receptáculo).
  2. A continuación se desenrolla con la mano que queda libre hasta la base del pene, asegurándote de que no haya una burbuja de aire en el receptáculo.
  3. Tras la eyaculación, retira antes de perder la erección. Para ello, sujeta el condón desde la base, presionándolo contra el pene para que el semen no salga; luego desliza con cuidado.
  4. Una vez que se ha quitado, es necesario anudarlo por la parte abierta y tirarlo a la basura.

Recuerda verificar la fecha de caducidad del condón antes de usarlo, y sacarlo de su empaque sin emplear tijeras, dientes ni uñas, sino la yema de los dedos, para evitar romperlo.

Asimismo, es importante que conozcas en qué momento se coloca el condón, esto es, desde el inicio al final de la relación, y siempre debe ser uno nuevo para cada o sexual.

Otras consideraciones sobre el preservativo

  • Guárdalo en un lugar fresco y seco (¡no lo metas en tu cartera!).
  • Verifica que no hayan pasado más de tres años desde su fecha de fabricación.
  • Vigila que el empaque no esté roto y que al oprimirlo se forme una bolsa de aire.
  • Nunca lo abras con los dientes.
  • Debe desenrollarse sin soltar la punta, hasta llegar a la base del pene.
  • No debes utilizar cremas cosméticas ni vaselina como lubricantes, porque deterioran el preservativo. Si tú o tu pareja requieren , que sea con base de agua.
  • Evitar que el fluido escurra fuera del condón.

Así que ¡ya no hay pretextos! Tanto si eres hombre como si eres mujer, debes conocer el uso correcto del condón, ¡tu salud está en juego!