Permetrina

Permetrina, Pediculicida, Escabiosis

Permetrina es sustancia sintética (se elabora en laboratorio) que se utiliza como insecticida y acaricida, así como repelente de insectos y piojos (escabicida o pediculicida).

Pertenece a la familia de los piretroides, compuestos con acción tóxica sobre diversos parásitos, específicamente en las formas adultas y huevecillos de Sarcoptes scabiei.

¿Cómo se usa la permetrina?

Se utiliza para tratar los ácaros (sarna) que se adhieren a la piel, así como los casos de pediculosis en adultos y niños de 2 meses o más.

Existen distintas presentaciones de permetrina que incluyen crema, shampoo, emulsión y solución; la forma de empleo y el tiempo del tratamiento son variados, pero generalmente se requiere una segunda o tercera aplicación para observar resultados exitosos.  

Es importante seguir atentamente las instrucciones del medicamento recetado o de la etiqueta del envase.

La permetrina sólo debe utilizarse sobre la piel o cabello y cuero cabelludo. Se recomienda evitar el o con la piel de la cara, ojos, membranas mucosas y meato urinario.

Efectos secundarios de la permetrina

Eventualmente puede provocar prurito, eritema y manifestaciones irritativas, por ejemplo, ardor. La sobredosificación tópica aumenta la intensidad de estas manifestaciones y produce sequedad, agrietamiento de la piel y/o signos de hipersensibilidad cutánea.

La permetrina está contraindicada en casos de hipersensibilidad a los componentes de la formulación, quemaduras de la piel, abrasiones externas de la misma, durante el embarazo y lactancia.

La permetrina no debe aplicarse en niños menores de 2 meses.

¿Cuándo llamar al médico?

En caso de sobredosis, debes llamar al médico o a los servicios de emergencia de tu localidad.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.