Alcohol isopropílico

Alcohol isopropílico, Tipos de alcohol

El alcohol isopropílico es una sustancia incolora e inflamable (se enciende con facilidad y desprende llamas), con olor intenso y que puede mezclarse con agua. Gracias a su capacidad de impedir el crecimiento de microorganismos es ampliamente utilizado para fabricar desinfectantes, limpiadores y detergentes.

¿Cómo se usa el alcohol isopropílico?

También conocido como 2-propanol, propan-2-ol o isopropanol, el alcohol isopropílico presenta distintos usos, como:

  • Desinfectante: en una proporción de 75% diluido en agua, el alcohol isopropílico puede emplearse como desinfectante de manos, de ahí su uso dentro de las toallitas húmedas para limpiar la piel.
  • Auxiliar en laboratorio: es útil para conservar muestras (biológicas), así como para la extracción de ácido desoxirribonucleico, gracias a que el ADN es insoluble en alcohol isopropílico.
  • Remedio contra oído del nadador: es frecuente utilizar una gotas de alcohol isopropílico para prevenir el oído del nadador, también llamado otitis externa; esto se debe a que el alcohol ayuda a disolver rápidamente la materia que obstruye el canal auditivo, o bien, a combatir la presencia de hongos en los oídos.

Efectos secundarios del alcohol isopropílico

A diferencia de otros tipos de alcohol, el alcohol isopropílico no puede ser consumido por los seres humanos; su uso debe ser exclusivamente de forma tópica.

En caso de intoxicación por alcohol isopropílico (por ingestión, inhalación o absorción), los síntomas incluyen:

  • Enrojecimiento.
  • Dolor de cabeza.
  • Mareos.
  • Depresión del sistema nervioso central (SNC).
  • Náuseas.
  • Vómitos.

Para prevenir la intoxicación por alcohol isopropílico, SIEMPRE debe ser utilizado en lugares bien ventilados, de preferencia usando guantes protectores, y siguiendo al pie de la letra las indicaciones del fabricante.

¿Cuándo llamar al médico?

En caso de sobredosis, debes llamar al médico o a los servicios de emergencia de tu localidad.

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.