"Salir del clóset" ¡mejora la salud mental!

  • SyM - Daniel Cavañal
Salir del clóset, Revelar preferencias sexuales, Soy gay
Estrés y ansiedad son comunes en personas gay debido a intolerancia social, pero expresarlo abiertamente puede ayudarles.

Homosexuales y bisexuales que decidieron "salir del clóset", es decir, revelar abiertamente sus preferencias sexuales a familiares y amigos vieron beneficiada su salud mental y física, pues mostraron menores niveles de estrés, ansiedad, depresión y agotamiento, que heterosexuales.

Ser abiertamente homosexual o bisexual es bueno…

De acuerdo con el Estudio psiconeuroendocriniano sobre el estrés y la orientación sexual a cargo del doctor Robert-Paul Juster, del del Hospital Louis H. Lafontaine de la Universidad de Montreal (Canadá), gays (hombres o mujeres) y bisexuales que habían revelado su preferencia sexual a familiares y amigos, tenían niveles más bajos de cortisol (hormona del estrés) lo que favorece la salud mental.

Cabe mencionar que el cortisol provoca ansiedad, depresión, pérdida de sueño y falta de interés en actividades físicas, así como también puede afectar negativamente la memoria y la habilidad de decidir. Además, contribuye al desgaste y deterioro del cuerpo.

Para la realización del estudio en el que participaron 87 hombres y mujeres, entre los 18 y 45 años de edad, con distintas orientaciones sexuales, además de medir los niveles de cortisol durante el día, los investigadores evaluaron síntomas psiquiátricos, y registraron más de 20 marcadores biológicos para valorar la carga alostática, es decir, el efecto a largo plazo del estrés crónico.

De esta forma hallaron que hombres homosexuales y bisexuales tenían menos síntomas de depresión y una carga alostática más baja, en comparación con heterosexuales y quienes seguían sin revelar abiertamente su orientación sexual. Lo cual se debe según Juster a que quienes "salen del clóset" tienen resistencia a la presión social, el estigma y la homofobia.

"Si eres un individuo que ha pasado algún tipo de adversidad y eres capaz de desarrollar una estrategia para superarla, como persona te vuelves más sano y más capaz de lidiar con estrés en el futuro", señala el experto.

Lesbianas, más proclives a depresión

Sin embargo, mujeres homosexuales y bisexuales no presentaron los mismos niveles bajos de depresión que los hombres del mismo grupo del estudio. Al respecto, Juster advirtió que aún no se sabe exactamente el motivo por el cual las lesbianas, a pesar de "salir del clóset", son más propensas a la depresión.

"Creemos que esto se debe a que las lesbianas son una minoría dentro de una minoría y no tienen suficientes recursos y poder dentro del grupo", agregó el especialista canadiense.

Destape vs. intolerancia social

Otras investigaciones han señalado que personas con actitudes más positivas hacia la son aquellas que conocen bien a una o más personas con estas orientaciones sexuales (familiares, amigos o compañeros de trabajo). Por este motivo, señalan que la homofobia es un prejuicio basado sólo en estereotipos y falta de información.

En opinión del Dr. Juster, "salir del clóset" es beneficioso para la salud cuando hay políticas sociales tolerantes que facilitan el proceso de asumir abiertamente la preferencia sexual, pues la intolerancia social a la homosexualidad durante este proceso de divulgación genera mayor distrés (tipo de estrés más intenso) y contribuye a problemas de salud física y mental.

"Si tienes leyes que te protejan, estás más saludable que aquellos que viven en lugares donde no las hay", señaló Juster, pues es importante considerar el hecho de que si se cuenta con una legislación discriminatoria, se sufre más estigma, más estrés y eso afectará la salud.

Entonces, ¿cómo "salir del clóset"?

Cada persona tiene un proceso de "destape" único y no existe edad ni forma determinada para hacerlo. Se debe dar únicamente cuando se sienta preparada y cómoda con quién es, sin presiones de ningún tipo.

Si piensas revelar tus preferencias sexuales a tu familia, lo ideal es que sea en un espacio tranquilo y reservado, a fin de poder enfrentar cualquier reacción. Además, infórmate sobre sexualidad para que puedas contestar abiertamente cualquier pregunta y dales tiempo para digerir la información.

También es válido decidir hablar abiertamente sólo con algunas personas en tu vida, no necesitas estar hablando de ello todo el tiempo y con todas las personas que conozcas.

Consulta a un psicólogo para mayor información u orientación sobre la forma adecuada de asumir tu preferencia sexual, ya que sin importar cuál sea tienes derecho a cuidar tu salud.
descarga este artículo en PDF