Divorcio, cómo daña a los hijos

  • SyM - Laura Ruiz
Divorcio, Efectos del divorcio en los niños
El rompimiento afecta profundamente a los niños.

Los efectos del divorcio no sólo atañen a la pareja, los hijos también experimentan sus consecuencias y, por lo general, con algo más que tristeza. Si estás viviendo una situación de este tipo, conviene saber cómo afecta a los niños la ruptura de sus padres y qué hacer para protegerlos.

Divorcio y salud infantil

Más allá de negociar los términos económicos de la separación, la pareja debe reconocer que la prioridad es reducir al máximo las repercusiones del divorcio en la salud física y emocional de los hijos.

Expertos han identificado que los hijos (menores de edad) de padres en proceso de divorcio pueden sufrir:

  • Pérdida de ciertas habilidades: a medida que el enfrentamiento entre los papás crece, muchos niños dan marcha atrás en ciertas habilidades y destrezas que ya habían adquirido, como vestirse, dormir solos o controlar sus esfínteres (mojan la cama).
  • Problemas en la escuela: además de bajar su rendimiento escolar, tienen enfrentamientos con compañeros o, incluso, con los profesores debido a los conflictos que viven en casa.
  • Temor a ser abandonados: la mayoría de niños se sienten "culpables" de la separación de sus padres, piensan que su conducta hizo "enojar" a papá o mamá o provocó que "dejaran el hogar". Esto afecta su autoestima y les genera miedo al abandono, temor que en ocasiones permanece en su interior por el resto de sus días.
  • Enfermedades frecuentes: expertos aseguran que los hijos de hogares divididos enferman con más frecuencia (además, les toma más tiempo recuperarse) que los pequeños viviendo en una familia unida, en especial, durante los cuatro años posteriores al divorcio.
  • Abuso de sustancias prohibidas: la separación conyugal en una casa donde hay adolescentes eleva el riesgo de que los jóvenes consuman alcohol y drogas ilícitas.
  • Dificultades para establecer relaciones: los niños que viven y entienden lo que significa el divorcio de sus padres, a menudo tienen problemas para hacer amigos y prefieren aislarse a "perder" nuevamente a una persona que quieren.

¿Cómo reducir los efectos del divorcio en los hijos?

Para que el impacto en los pequeños sea lo menos doloroso posible, los expertos recomiendan:

  • Hablar clara y directamente con ellos: usando un lenguaje adecuado a su edad, explícales lo que sucede (las veces que sea necesario), a fin de reducir la incertidumbre que les acompaña durante el proceso de divorcio; anímalos, también, a expresar sus dudas y sentimientos.
  • Recordar que los [email protected] no se divorcian: sin importar su edad, los pequeños deben quedar al margen de todo asunto relacionado con la separación y, en ningún caso, deben perder relación con ninguno de los progenitores ni con sus familias extensas (abuelos, tíos, primos, etc.).
  • Ninguno de los padres debe descalificar al otro delante de sus hijos: durante la infancia, papá y mamá son las personas más importantes en la vida; mantener la imagen de los padres lo más positiva posible, favorecerá la salud emocional de los niños.
  • Los hermanos tienen derecho a vivir y crecer juntos: sólo a partir de la adolescencia avanzada (y siempre por voluntad propia), los hermanos pueden vivir separados.

La vida de los hijos de padres divorciados suele alterarse con el rompimiento conyugal; depende de los adultos (que alguna vez se unieron por amor), lograr que el proceso sea lo menos doloroso posible para la familia.

descarga este artículo en PDF