Pasaporte biológico: antidopaje para futbolistas

  • SyM - Ingrid Díaz
Antidoping en el futbol, Pasaporte biológico en el futbol
La FIFA toma muestras de sangre y de orina de los futbolistas para detectar diversas sustancias que pueden alterar su rendimiento.

La Selección Mexicana se prepara para su debut en la Copa Mundial Rusia 2018 y ya se ha sometido a las pruebas antidoping requeridas por la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), como el pasaporte o perfil biológico. Conoce en qué consiste.

Control antidopaje de la FIFA

El es el consumo de sustancias prohibidas o el empleo de métodos prohibidos para aumentar o mantener el rendimiento deportivo.

Desde 1999, la FIFA selecciona por sorteo a dos jugadores por equipo en todos los partidos de sus competiciones para someterlos a controles antidopaje.

Todo futbolista puede ser sometido a controles en cualquiera de los partidos en que compite y/o a controles fuera de competición, en cualquier momento y lugar, ya sea por parte de la FIFA o la federación correspondiente, sin recibir aviso alguno.

Esta selección es resultado de un control dirigido o de un sorteo y no hay un límite de controles al año. Los jugadores elegidos tienen la obligación de entregar una muestra de orina y, si es necesario, otra de sangre, y deberá someterse a cualquier examen médico que el oficial responsable del control estime necesario.

Cada futbolista es quien tiene el deber personal de asegurarse de que ninguna sustancia prohibida entre en su cuerpo. Asimismo, se hace responsable ante la negativa o resistencia sin justificación a una toma de muestras, al incumplimiento de informar sobre su localización y controles no realizados, o de alterar las muestras con fines ilegítimos.

Perfil biológico

A diferencia de los controles antidoping habituales, con el pasaporte biológico no se buscan sustancias prohibidas en el cuerpo del deportista, sino desviaciones de sus parámetros hematológicos en sangre o esteroideos en orina. Esto puede interpretarse como indicios de abuso de sustancias que mejoran el rendimiento deportivo.

El pasaporte biológico de los futbolistas se comenzó a utilizar en 2013, antes de la Copa FIFA Confederaciones. La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) avaló este examen de los parámetros sanguíneos para detectar hormonas como la que en deportistas aumenta los glóbulos rojos y la cantidad de oxígeno que llega a los músculos, y el examen de orina para detectar esteroides, los cuales logran mayor desarrollo muscular.

"La combinación de los dos arroja un perfil biológico, especie de mapa genético del cuerpo, individualizado para cada persona. Los resultados pueden ser comparados a lo largo del tiempo y, si difieren, puede sospecharse que ha habido una manipulación del cuerpo", señaló en su momento el jefe de los Servicios Médicos de la FIFA, Jiri Dvorak.

En el balompié, ¿cómo se hace una prueba antidoping?

Los controles de dopaje de la FIFA comprenden exámenes de orina y sangre. Los jugadores estarán acompañados en todo momento por un representante oficial del equipo (preferiblemente su médico).

El oficial del control de dopaje y el jugador se dirigen a un área privada para obtener las muestras. Generalmente, el examen de sangre del jugador se efectúa antes del de orina.

Cómo se hace una prueba antidoping, Control de dopaje FIFA

Antes de la extracción de sangre se pregunta al jugador si ha padecido algún trastorno sanguíneo o tomado medicamentos que puedan afectar la extracción de sangre (como los que afectan la coagulación: ácido acetilsalicílico o warfarina, por ejemplo).

El volumen de sangre extraída debe ajustarse a los requisitos pertinentes. Si la sangre extraída en el primer intento es insuficiente, el oficial de la FIFA repetirá el procedimiento hasta un máximo de tres intentos. En presencia del jugador, se comprobará que la muestra de sangre haya sido identificada adecuadamente.

Para el examen de orina, el jugador orinará en dos frascos (A y B), bajo la estricta vigilancia del oficial de la FIFA, que debe ser de su mismo sexo. El volumen total de orina no podrá ser inferior a 90 ml. Si es insuficiente, el oficial de control comunicará al jugador que se deberá tomar una muestra más y dirigirá el procedimiento.

Si un jugador da positivo por medicamentos o sustancias prohibidas, tiene derecho a que se analice la muestra B en su presencia o en la de un representante. Además, puede solicitar copias de la documentación del laboratorio.

Sustancias prohibidas en el futbol

El grupo de expertos de la AMA determina la "" al potenciar el rendimiento deportivo, ser perjudiciales para la salud y/o contradecir el espíritu del deporte. Esta lista está vigente en todo el mundo y se divide en:

Sustancias y métodos prohibidos en todo momento

  • Sustancias no aprobadas: no han sido autorizadas por ninguna autoridad sanitaria para uso terapéutico en humanos. 
  • Agentes anabolizantes (favorecen el crecimiento de los tejidos): los esteroides anabolizantes constituyen derivados de la hormona sexual testosterona. Se incluyen: nandrolona, estanozolol y clenbuterol.
  • Hormonas peptídicas, factores de crecimiento y sustancias afines: uno de los fármacos más conocidos de este grupo es eritropoyetina. Otros ejemplos son la hormona del crecimiento humano y xenón.
  • Agonistas beta-2: presentes en fármacos para tratar el asma (ejemplo: fenoterol, reproterol y vilanterol).
  • Moduladores hormonales y metabólicos: incluye insulina y otras sustancias antiestrogénicas. 
  • Diuréticos y : como furosemida, hidroclorotiazida y probenecida.
  • Manipulación de sangre y componentes sanguíneos: están prohibidas las transfusiones de sangre y plasma sanguíneo, la diálisis y otros métodos para manipular la sangre y sus componentes.
  • Manipulación química y física: por ejemplo, la sustitución de orina.
  • Dopaje genético: alteración de la información genética y el uso de células normales o modificadas genéticamente.

Sustancias y métodos prohibidos en competición

  • Estimulantes: pueden mejorar el rendimiento físico y mental a corto plazo (anfetamina, efedrina, cocaína y metilfenidato).
  • Narcóticos: con importantes efectos sedantes y analgésicos (fentanilo, morfina y oxicodona). 
  • Cannabinoides: derivados del cannabis o producidas sintéticamente que contienen tetrahidrocannabinol (THC), como hachís o marihuana.
  • Glucocorticoides: presentes en los medicamentos para tratar asma, alergias e inflamaciones (dexametasona, hidrocortisona y prednisolona).

Sustancias prohibidas en ciertos deportes (no necesariamente en el futbol)

  • Alcohol.
  • Betabloqueantes (se encuentran en medicamentos para combatir hipertensión, migraña y afecciones cardiacas).
descarga este artículo en PDF