¡Conoce tus 13 derechos sexuales!
¡Conoce tus 13 derechos sexuales!

¡Conoce tus 13 derechos sexuales!

En décadas pasadas se consideraba que los jóvenes que no se habían casado, no tenían derecho a una vida sexual y, por tanto, no la practicaban. Esto ocurría porque la única finalidad aceptada para la sexualidad era la reproducción, de modo que se ignoraba su otra función: el placer.

La educación sexual es necesaria para prevenir enfermedades de transmisión sexual, además de crear conciencia en los jóvenes y evitar embarazos no deseados.  La participación de las autoridades y de la familia  es necesaria para llevar a cabo este objetivo, creando las medidas adecuadas, lo que ha dado forma a los derechos sexuales y reproductivos de los jóvenes.

Vida sexual más segura

Para gozar de salud sexual, debes saber que tú tienes derecho a:

  • Decidir sobre tu cuerpo y sobre tu sexualidad.
  • Disfrutar y ejercer plenamente tu vida sexual. Nadie puede presionarte a hacer algo que no quieres; tampoco pueden castigarte, discriminarte por tu preferencia sexual ni inculcarte remordimiento, siempre y cuando no te hagas daño ni afectes a otros.
  • Manifestar públicamente tus afectos.
  • Compartir tu vida y tu sexualidad con quien quieras.
  • Que respeten tus acciones y tu intimidad.
  • Vivir libre de violencia sexual.
  • La libertad reproductiva; tú puedes elegir si quieres o no tener hijos, siempre y cuando tu decisión sea consciente y responsable.
  • La igualdad de oportunidades y a la equidad.
  • Vivir libre de toda discriminación.
  • Información laica, científica y oportuna sobre tu sexualidad.
  • Recibir educación sexual formal.
  • Contar con salud sexual y reproductiva. Aunque este punto depende de la normatividad de cada estado, en general ningún personal de salud puede negarte los servicios de salud sexual.
  • Participar sobre políticas públicas sobre sexualidad.

Estos 13 puntos gozan de reconocimiento internacional y conforman los derechos sexuales y reproductivos de los jóvenes y adolescentes.

Recuerda que tienes libertad de ejercer una vida sexual plena, sin violencia y con respeto a tus preferencias e intimidad, y cuentas con la facultad de exigir atención médica e información, siempre que seas responsable. ¡Todos estos son tus derechos!

¿Tienes alguna pregunta sobre este tema?

Pregunta al Médico