Ácido fólico (vitamina B9)

    SyM
3 (60 %) 5 votos
Ácido fólico

También se le conoce como vitamina B9 y es un elemento vital en la etapa de crecimiento, pues en combinación con la vitamina B12 (de forma natural se encuentra en leche, queso, huevo, hígado, riñón, pescado y carne) participa en la construcción del ADN (ácido desoxirribonucleico, proteína que recoge el material genético y rige el metabolismo de células), así como en la formación y maduración de glóbulos rojos (elementos contenidos en la sangre encargados de transportar el oxígeno a todo el organismo).

Asimismo, la vitamina B9 se encarga de:

  • Prevenir la aparición de úlceras bucales.
  • Favorecer el buen estado del cutis.
  • Retardar la aparición de canas.
  • Incrementar la producción de leche materna.
  • Proteger contra el ataque de parásitos intestinales e intoxicación alimenticia.

Si el consumo de ácido fólico es deficiente pueden presentarse problemas como:

  • Anemia y mala absorción de nutrientes, ya que al no ingerirla se desgasta el intestino y no realiza adecuadamente sus funciones.
  • Defectos congénitos, pues durante la formación de un nuevo ser se requiere en mayor cantidad para que se efectúe de manera normal la construcción del ADN.
  • Es más frecuente que el organismo sea invadido por parásitos intestinales.
  • Aparición de úlceras bucales.

Por tanto, es indispensable que desde la infancia hasta la vida adulta se incorpore a la dieta ácido fólico, que de forma natural se encuentra en vegetales verdes, champiñones, hígado, naranjas, nueces, legumbres, yema de huevo y cereales enriquecidos. Los especialistas recomiendan que el consumo de ácido fólico durante el embarazo se incremente y perdure tres meses después del parto. Ello puede enriquecerse con suplementos vitamínicos y complementos alimenticios.

Consulta a tu médico.

descarga este artículo en PDF