Heridas leves

    SyM
Heridas leves
Golpes, raspones y curtaduras, ¿cómo tratarlas?

Comúnmente conocemos como heridas leves a los golpescortaduras pequeñas y raspones en la piel, las cuales requieren atención menor, que puede realizarse en casa empleando antisépticos y material de curación fáciles de encontrar en cualquier botiquín de primeros auxilios.

Causas

  • Caídas.
  • Descuidos en el manejo de cuchillos, tijeras u otros objetos filosos, como vidrios o espejos.
  • Accidentes domésticos, como los que ocurren al cerrar una puerta o ventana, o al resbalarse con algún objeto dejado en el piso.
  • Al jugar, los niños son propensos a sufrir raspones y heridas pequeñas.
  • Accidentes al realizar reparaciones en casa.
  • Picaduras de insectos.
  • Quemaduras solares.
  • Quemaduras al o con electricidad, vapor, metales calientes y agua hirviendo.
  • Durante la práctica de algún deporte

Síntomas

  • Daños en las capas externas de la piel.
  • Sangrados de leve a moderados, fáciles de controlar.
  • Dolor y ardor en la zona afectada.
  • Moretones.
  • Pequeñas ronchas.

Diagnóstico

  • A través de la revisión a simple vista.

Prevención

  • Poner especial atención cuando se realicen actividades que impliquen riesgo.
  • Los juguetes de los niños no deben tener bordes puntiagudos o filosos.
  • Retirar objetos u obstáculos de los lugares de paso frecuente, tanto en la casa como en el trabajo, ya que pueden ocasionar una caída.
  • Tener cuidado cuando se utilizan herramientas en labores de reparación o acondicionamiento en el hogar.
  • Utilizar las protecciones adecuadas al practicar deportes de o, como futbol americano o artes marciales, así como usar el calzado más adecuado.
  • Las heridas de este tipo son muy frecuentes, por ello es recomendable contar con un botiquín de primeros auxilios en el que se incluyan antisépticos y material de curación.

Tratamiento

  • La herida y la piel que la rodea deben lavarse muy bien con agua hervida y jabón.
  • Si hay tierra en la herida, procura retirarla en su totalidad con algodón o gasa limpios, y pinzas estériles. La presencia de basuritas puede ocasionar una infección.
  • Se recomienda el uso de antisépticos para limpiar la herida y piel que la rodea con algodón; humedecelo en la solución y oprime ligeramente.
  • Cubre con una gasa que permita ventilación, y sujétala con tela adhesiva o microporosa. Revisa periódicamente para cuidar la evolución de la herida y vigilar que no se presente una infección.
  • Si el dolor y las molestias son intensas, como ocurre por ejemplo con los golpes en la cabeza, puedes recurrir a algún analgésico de libre venta.
descarga este artículo en PDF