Belleza de pies a cabeza con óxido de zinc

  • SyM - Sofía Montoya
2.8 (56 %) 24 votos
Óxido de zinc, Usos del óxido de zinc, Beneficios del óxido de zinc
El óxido de zinc se usa para formular productos que protegen la piel y previenen molestias.

¿Sabes para qué sirve el óxido de zinc? Conoce sus aplicaciones dentro de distintos productos para el cuidado de la piel de toda la familia.

En defensa de la piel

El óxido de zinc (ZnO) es un fino polvo blanco-amarillento, sin forma ni olor, que se usa comúnmente como astringente (cierra los poros de la piel), desodorante y protector para el tratamiento de trastornos cutáneos menores, gracias a que:

  • Acelera el alivio de pequeñas heridas e inflamaciones: posee la capacidad de adherirse a la superficie cutánea y formar fina capa o película protectora que aísla de factores externos que pudieran dañarla o aumentar la lesión.
  • Impide la irritación epidérmica causada por el aire o la fricción de la ropa: así logra disminuir prurito y ardor (tanto en piel sana como inflamada o lesionada).
  • Reduce el riesgo de infecciones: su acción refrescante y efecto secante (elimina la humedad) genera un medio desfavorable para el crecimiento bacteriano.

Por si fuera poco, es ingrediente seguro, ya que se trata de compuesto insoluble al agua, en otras palabras, la piel no puede absorberlo.

Para higiene personal

El mal olor de pies se debe a factores como sudor excesivo, acumulación de células muertas, presencia de bacterias y nula ventilación del calzado.

Para superar este problema, existen diversas medidas, como adecuada higiene, secar correctamente la piel después del baño, usar calcetines limpios de algodón y cambiarlos 1 o 2 veces al día, además de aplicar en el interior del calzado talco con óxido de zinc. De no tenerse estos cuidados, la persona corre el riesgo de sufrir una infección por hongos.

En combinación con otras sales minerales, el óxido de zinc también aparece en la fórmula de desodorantes axilares y corporales (en barra o talco), cuya acción busca eliminar la humedad excesiva, evitar la proliferación de bacterias, erradicar malos olores y de paso, mejorar la apariencia personal.

También cuida la piel del bebé

Hoy los pañales desechables ofrecen infinidad de ventajas, sin embargo, dejar de cambiarlos cuando se encuentran húmedos puede generar dermatitis de pañal o rozaduras.

En estos casos conviene el uso de ungüentos o pomadas con óxido de zinc, ya que forman capa que protege contra factores irritantes y permite a la piel repararse; se recomienda aplicarlos en cada cambio de pañal (una vez que se ha limpiado el área) y después del baño.

Además, estos productos también pueden emplearse de manera preventiva, ya que lubrican y aíslan la humedad, evitando los problemas causados por las evacuaciones del bebé.

Óxido de zinc en protectores solares

Para minimizar los efectos del sol sobre la piel se utilizan sustancias que absorben, reflejan o dispersan la radiación UV, como filtros solares con óxido de zinc y dióxido de titanio. Pueden ser químicos (con moléculas que absorben la luz) y son asimilados por la piel, o físicos, que actúan como pantalla que no se absorbe y deja una sombra blanca sobre la epidermis.

Heridas leves y picaduras

Pequeñas quemaduras, raspones y lesiones ocasionadas por insectos suelen generar dolor e inflamación en la piel; aunque nuestro organismo es capaz de reparar el problema, podemos ayudarlo con medicamentos que reducen molestias.

Para ello se usan protectores cutáneos, sustancias insolubles que forman una capa para impedir la irritación por el aire y la fricción de la ropa con piel dañada, lo que favorece la reparación y disminuye el ardor.

¡Y hasta para la salud bucal!

El óxido de zinc también es aliado de la salud bucal. Combinado con un líquido llamado eugenol y otras sustancias (estabelita, subcarbonato de bismuto, sulfato de bario o borato de sodio anhídrido), produce un cemento adhesivo que puede colocarse sobre la pulpa (parte interna y blanda del diente), para cubrir las perforaciones generadas en endodoncias.

Como verás, los beneficios del óxido de zinc abarcan distintos aspectos de la vida cotidiana, razón suficiente para incluir siempre productos que lo contengan en el botiquín de primeros auxilios en casa.

descarga este artículo en PDF