Náuseas: un síntoma, múltiples causas

    SyM
Causas de náuseas, Cómo prevenir las náuseas, Tratamiento de las náuseas
Las náuseas son un síntoma, no una enfermedad.

La desagradable sensación en la parte superior de la garganta de tener ganas de vomitar (náuseas) es un síntoma, no una enfermedad por sí misma. Quienes padecen náuseas recurrentes deben estar atentos, pues puede ser aviso de un padecimiento complejo.

¿Por qué se producen?

La sensación de "estómago revuelto" es activada por un mecanismo de defensa natural del organismo.

Esta secuencia de estímulos es coordinada por el (en la parte baja del cerebro), que puede responder a señales provenientes de boca, garganta, estómago, intestinos, oído interno y redes neuronales que interpretan impulsos sensoriales provenientes del olfato (olores desagradables) y la vista (observar a alguien que vomita hace que se experimente asco).

Causas frecuentes

Mareo por movimiento, Cinetosis

  • Comer en exceso o ingerir alimentos en mal estado.
  • Mareo por movimiento (cinetosis).
  • Náuseas en el embarazo se deben al incremento en la concentración de hormonas.
  • Alergia a alimentos.
  • Beber alcohol y experimentar resaca.
  • Fumar en exceso.
  • Estrés y nerviosismo.
  • Sueño y descanso deficiente.
  • Exposición prolongada al sol.
  • Encontrarse en lugares cerrados y calurosos sin circulación adecuada de aire.
  • Padecer inflamación e infección en oído medio (otitis).
  • Sufrir infestación por parásitos intestinales.
  • Tratamientos de quimioterapia o radioterapia.
  • Enfermedad de Ménière.
  • Levantarse bruscamente o hacer esfuerzo físico importante.
  • Diabetes o elevación de los niveles de glucosa en sangre.

Síntomas que acompañan a las náuseas

  • Sensación de mareo y asco.
  • "Sentirse enfermo del estómago" (movimientos estomacales y esofágicos).
  • Salivación abundante.

¿Qué hago si tengo náuseas?

El tratamiento de las náuseas depende de sus causas; si existe una condición médica que las cause, esta será tratada al tiempo que se auxiliará para detener o prevenir el malestar con estas medidas:

  • Mientras persistan, guarda reposo y bebe líquidos a sorbos.
  • Si eres [email protected] a sufrir mareos y náuseas al viajar o realizar alguna actividad específica, recurre al consumo anticipado de antieméticos.
  • Es posible sentir alivio de las náuseas en el embarazo ingiriendo una galleta o cereal. Come pequeñas porciones de alimentos hasta seis veces al día.
  • Si el problema se debe a parásitos intestinales, toma un antihelmíntico.
  • En caso de exposición solar o falta de aire, trasládate a un lugar abierto y con sombra.
  • Evita comer en exceso, si lo hiciste, recurre a medicamentos que mejoren la digestión.
  • No bebas ni fumes demasiado.
  • Evita situaciones de estrés y nerviosismo.
  • La enfermedad de Ménière no tiene tratamiento totalmente eficaz, proporciona alivio con dieta baja en sal, control de estrés, reposo adecuado y, en ocasiones, intervención quirúrgica.
  • Personas que padecen presión sanguínea baja al ponerse de pie (hipotensión ortostática) deben tener cuidado de no incorporarse bruscamente ni permanecer inmóviles durante lapsos prolongados.
  • Controla tus niveles de glucosa en sangre.
  • Si las molestias se deben al consumo de alimentos en mal estado, ingesta de sustancias químicas nocivas o reacción a quimioterapia y radioterapia, la atención requerirá de un tratamiento que sólo el médico puede prescribir.

Consulta al médico si las náuseas…

  • Duran más de tres días.
  • Se acompañan de vómito con sangre por más de 24 horas.
  • Causan dolor de cabeza y/o rigidez del cuello.
  • Existe incapacidad de retener líquidos por más de 12 horas o no se ha orinado durante al menos 8 horas.

Existen distintos padecimientos que pueden causar náuseas, su diagnóstico debe ser realizado por un médico mediante observación de los síntomas; análisis de sangre, orina y/o materia fecal; medición de presión arterial u otros estudios especializados.

descarga este artículo en PDF