Acné en los labios genitales, tan común como molesto

El acné también puede aparecer en tu zona íntima.

Los granos genitales son pequeñas espinillas que, en la mayoría de casos, se presentan en los labios externos superiores; pueden ser consecuencia del rasurado común o la depilación, pero también suelen ser síntoma de algún hongo. En ocasiones, este tipo de acné aparece en el orificio de la vagina, en la periferia de los labios o en el interior vaginal.

Causas de acné vaginal

Los barros en la zona íntima aparecen, al igual que el acné común, por un exceso de producción de sebo dentro de un folículo que se infecta por el depilado o rasurado. El aspecto de la lesión es similar al de una espinilla, solo que en estos casos el grano luce mucho más rojo e inflamado.

Las fluctuaciones hormonales durante la menstruación también pueden provocar acné vaginal, así como una multiplicación de bacterias en los poros, acumulación de células muertas, vellos encarnados y estrés.

Otras causas incluyen:

  • Infecciones vaginales: los granos se acompañan de ardor o comezón y mal olor.
  • Condilomas: estas pequeñas lesiones cutáneas pueden aparecer alrededor del ano o la vagina por la infección del virus del papiloma humano (VPH); sin embargo, su aspecto no es de grano, sino de pequeñas verrugas en forma de coliflor.
  • Enfermedad de transmisión sexual: algunas enfermedades de transmisión sexual, como el virus del herpes genital, pueden causar lesiones cutáneas que inicialmente parecen granos en la vagina y luego adoptan su forma natural: lesiones rosadas, varias agrupadas en un mismo lugar y tienen más aspecto de ampolla.

Granitos en la vagina

¿Cómo se tratan los granos en la vagina?

 A menos que el problema sea frecuente, el acné vaginal no compromete la salud de la mujer.

Desde luego, tener escrupulosa higiene es importante para combatir su aparición, lo que significa tomar un baño a diario y evitar el uso de duchas vaginales o desodorante íntimos, que suelen alterar la población de bacterias "buenas" en la zona íntima, dejando la vagina totalmente expuesta a cualquier microorganismo.

Asimismo, conviene usar jabones libres de fragancias durante el baño, así como vestir con ropa interior de algodón, a fin de disminuir la acumulación de humedad.

La depilación en el área también aumenta las posibilidades de irritar la zona vaginal, por lo que es preferible limitarla.

Si encuentras un granito en el área vaginal, ¡no lo toques, revientes ni intentes manipularlo!, pues solo empeorarás las lesiones. Si el problema es frecuente, acude al médico.