Faringitis

    SyM
0 (0 %) 0 votos
Faringitis

Es la inflamación de garganta o faringe, es decir, la parte posterior de la boca que conduce los alimentos al esófago. Regularmente se origina por la acción de virus y bacterias, aunque también pueden intervenir alergia, reflujo gastroesofágico y uso de sustancias irritantes.


Causas

  • Es frecuente que se produzca por la invasión de algún virus o bacteria.
  • Aire contaminado y sustancias químicas lesionan la mucosa que protege a la faringe.
  • Consumo de alcohol y tabaco, ya que son irritantes y dañan a la garganta.
  • Suele presentarse junto con gripe o resfriado.
  • Alergias.
  • Gritar en exceso.

Síntomas

  • Irritación e inflamación de garganta.
  • Molestias al tragar alimentos.
  • Dolor de garganta y cabeza.
  • Falta de apetito y alteración del sentido del gusto.
  • Acumulación excesiva de moco o flemas.
  • Fiebre.
  • Se puede sentir un cuerpo extraño en garganta, como si fuera moco que no se puede tragar.
  • Tos.
  • En algunos casos sensación de ahogo.

Diagnóstico

  • Se hace un interrogatorio acerca de los síntomas.
  • Debe observarse la garganta para apreciar si está inflamada y recubierta por una capa blanquecina.
  • Pruebas de laboratorio con muestras de secreciones tomadas en la zona afectada con un hisopo permiten que el diagnóstico sea seguro. 

Prevención

  • Abrigarse en días fríos.
  • Evitar el consumo de tabaco y alcohol.
  • No exponerse a cambios bruscos de temperatura.
  • No inhalar sustancias irritantes.
  • Se debe procurar que los resfriados y gripes se curen completamente para evitar complicaciones, para ello puede recurrirse a antigripales.
  • No gritar excesivamente.

Tratamiento

  • Se recomienda hacer gárgaras con soluciones antisépticas.
  • Puede recurrirse a expectorantes, antitusivos para aliviar la irritación de garganta, disminuir la tos y expulsar flemas.
  • Cuando hay fiebre, pueden tomarse antipiréticos de libre acceso.
  • Para controlar el dolor son recomendables los analgésicos.
  • Consumo de líquidos en abundancia.
  • Las infusiones de hierbas pueden ayudar a disminuir el malestar.
  • Evitar fumar, para ello la persona puede recurrir a deshabituantes del tabaco que se venden sin receta.
  • En caso de que el padecimiento sea provocado por una alergia, se recomienda tomar un antihistamínico.
  • Regularmente, el tratamiento también requiere de medicamentos que sólo el médico puede prescribir.

Consulta a tu médico

descarga este artículo en PDF