Sexo y alcohol

  • SyM - Psic. Comcepción Granados
Sexo y alcohol, Erección

Es común que las personas que ingieren bebidas alcohólicas antes de sostener un encuentro íntimo, piensen que este “elíxir” les facilitará la tarea e incluso tendrá un efecto directo como estimulante sexual. La realidad es que su verdadera acción es relajar al individuo y desinhibir un poco su personalidad, sobre todo en fiestas o citas.

No obstante, la ciencia ha demostrado que el alcohol, después de cierto nivel, dificulta algunas respuestas corporales, como la erección del pene.

Pero no sólo la ciencia, también el arte ha corroborado este efecto negativo, como lo expresó el dramaturgo inglés William Shakespeare (1564-1616), quien en Macbeth anota que el exceso de alcohol va en contra de la actividad sexual, pues “alienta la lujuria, pero no la puede sostener; la engaña en un sueño y, una vez engañada, la abandona”.  

En diferentes circunstancias, por ejemplo, en una fiesta, reunión con amigos o un encuentro casual, se puede presentar la ocasión de tener relaciones sexuales, de manera que conviene controlar el consumo de bebidas alcohólicas a través de las siguientes  tácticas: 

  • Cantidad. Contar el número de tragos que se consumen y poner un límite. 
  • Graduación. Conocer el grado de alcohol que contienen las diferentes bebidas, por ejemplo, no es lo mismo beber cerveza que tequila. 
  • Despacio. Se debe beber con calma, alternando con bebidas que no contengan alcohol, como agua, refrescos e incluso, jugos naturales. 
  • Alimentos. Al comer, el alcohol es absorbido más lentamente por el organismo, y retrasa su efecto. 
  • No. Aunque alguien insista en seguir bebiendo, es necesario negarse al considerar que ya se llegó al límite, y continuar supondría un riesgo. 

Cabe destacar que hoy hay medicinas para lograr una erección, incluso, si se ingirieron algunos tragos. Consulta a tu médico y disfruta plenamente tu vida sexual.

descarga este artículo en PDF