Alergias, reacción exagerada del sistema inmune

    SyM
Alergias, reacción exagerada del sistema inmune

Las alergias son reacción negativa y exagerada del sistema inmunológico (que defiende al cuerpo del ataque de virus y bacterias) cuando ingresan al organismo sustancias a las que erróneamente reconoce como peligrosas. Estas se introducen al consumir algunos alimentos o medicamentos, por inhalación o a través de la piel, lo que provoca que se produzca la sustancia histamina, principal responsable de la comezón, ojos llorosos, ronchas, obstrucción nasal, mareo y dolor de cabeza, entre otros síntomas.

Causas

  • Contacto con sustancias alergenos como polen, polvo, pelo de animales, contaminantes ambientales, agua de albercas (las produce en ojos), productos químicos o materiales textiles sintéticos.
  • Consumo de ciertos medicamentos o alimentos (leche, huevo, pescado y frutos).
  • Algunos cosméticos.
  • Factores hereditarios, pues si uno de los padres padece alergias, los hijos tiene cerca del 40% de probabilidades de sufrirlas. Si ambos padres las presentan, el riesgo se eleva a casi 70%.
  • Picaduras de insectos, ya que el sistema inmunológico (encargado de defender al organismo) de algunas personas puede desarrollar una reacción alérgica al veneno inyectado.

Síntomas

  •     Urticaria.
  •     Enrojecimiento de la piel.
  •     Ojos llorosos.
  •     Goteo y obstrucción nasal.
  •     Estornudos.
  •     Comezón en la nariz.
  •     Conjuntivitis.
  •     Mareo y náuseas.
  •     Dificultad respiratoria.
  •     Dolor de cabeza.
  •     Diarrea.

Diagnóstico

  • Los elementos más importantes son la historia clínica y las pruebas de sensibilización. El paciente debe informar sobre sus síntomas, condiciones ambientales que le rodean (o con animales o sustancias tóxicas), alimentos ingeridos y antecedentes familiares del padecimiento.
  • El médico realiza pruebas cutáneas para determinar la causa de la reacción alérgica. Consisten en reproducir sobre la piel una respuesta de ese tipo mediante el o con alergenos, seleccionados de acuerdo con la historia clínica del paciente.
  • Otro tipo de pruebas son las de provocación oral, útiles para diagnosticar la alergia cuando es ocasionada por medicamentos y alimentos.

Prevención

  • Evitar el o con las sustancias a las que se es alérgico.
  • Cuando se sabe que puede ser producida por picaduras de insectos, es recomendable usar repelentes sobre piel y ropa.
  • Nadar con goggles.
  • Leer etiquetas de alimentos y preguntar qué ingredientes (productos lácteos, algunas frutas, cacahuates, nueces, huevo, pescado, entre otros) utilizan en restaurantes para preparar los alimentos, para evitar consumir alguno que pueda provocar una reacción alérgica.
  • Se recomienda que los productos de arreglo personal como cremas, jabones y maquillajes sean específicos para piel sensible. Hay productos humectantes y para ducha que protegen la epidermis.
  • No usar cosméticos viejos ni prestados.

Tratamiento

  • Deben identificarse las sustancias a las que es sensible el paciente y evitar el o con ellas.
  • Hay antihistamínicos de libre venta que alivian los síntomas.
  • Cuando se presenta dolor de cabeza es recomendable tomar un analgésico.
  • Se sugiere utilizar un descongestivo para aliviar la obstrucción en nariz.
  • Hay soluciones oftálmicas que controlan las molestias en ojos.
  • Si en el curso del tratamiento se nota alguna reacción inesperada como dificultad respiratoria, erupción en piel, mareo o hinchazón de cara o manos, debe acudirse inmediatamente con un alergólogo.

Consulta a tu médico.

descarga este artículo en PDF