Cómo borrar una cicatriz queloide

  • SyM - Tania Morales
3.3 (65 %) 7 votos
Cicatriz queloide, Regeneración de la piel
Aunque no suponen riesgo para la salud, las cicatrices queloides pueden causar incomodidad psicológica.

Las cicatrices queloides se forman debido al crecimiento exagerado de tejido cicatricial, luego de que la piel sufrió alguna lesión por quemaduras, acné, cirugía o cortadura. Aunque son antiestéticas y difícilmente desaparecen, existen métodos para que estas abultadas marcas sean menos visibles.

Causas y características

Las cicatrices queloides se presentan con mayor frecuencia en mujeres jóvenes o personas en cuya familia son comunes estas lesiones; además, su formación está relacionada con heridas cutáneas generadas por:

  • Acné.
  • Varicela.
  • Mezquinos.
  • Aplicación de vacunas.
  • Picaduras de insectos.
  • Infecciones.
  • Intervenciones quirúrgicas.
  • Quemaduras o cortaduras accidentales.

Las características de las cicatrices queloides son:

  • Aspecto de color rojizo o rosa, que en ocasiones desarrolla zonas oscuras (queloide pigmentado).
  • Aparecen en una herida o lesión, es decir, rara vez surgen de manera espontánea, como ocurre con las tumoraciones cancerígenas.
  • Tienen forma irregular y voluminosa, en tanto su consistencia es dura.
  • Pueden ser muy dolorosas y generar comezón mientras se están formando.

A menudo se emplean indistintamente los términos cicatriz queloide y cicatriz hipertrófica, aunque estas últimas son menos gruesas y deformes, además aparecen debido a complicaciones durante el proceso de cicatrización (por ejemplo, cuando se arrancan las costras antes de que termine la reconstrucción de los tejidos).

¿Cómo disimular una cicatriz queloide?

Aunque no representan riesgo para la salud, las cicatrices queloides pueden causar incomodidad psicológica tanto por falta de aceptación personal como por rechazo de la gente, sobre todo si son muy notorias. Igualmente, si se exponen al Sol durante los 6 meses siguientes a su formación, suelen adoptar un color café oscuro, haciéndose más antiestéticas.

Por tanto, conviene consultar al dermatólogo para conocer el diagnóstico y las posibles alternativas para disimular las lesiones. Cabe señalar que la efectividad del tratamiento depende del tiempo de la lesión (entre más antigua, más difícil es la recuperación).

Cuando el queloide es reciente (en etapa de formación), se pueden usar corticoides (para desinflamar), los cuales se inyectan en la región afectada; aunque la cicatriz no desaparece por completo, se aplana y mejora su aspecto.

Si concluyó la etapa de formación de la cicatriz y su dureza no permite la entrada de la aguja para aplicar medicamentos antiinflamatorios, se puede remover con cirugía (extirpación quirúrgica); posteriormente, se debe aplicar una dosis de radiación que evite la formación de nuevo queloide una vez que haya cerrado la herida.

Otras alternativas para borrar una cicatriz queloide comprenden, por ejemplo, la intervención con rayo láser para remover el tejido alterado, así como la realización de vendajes fuertes que ejerzan presión sobre la zona afectada; una opción más es la crioterapia (congelamiento) y el uso de gel o parches de silicona para favorecer la regeneración de la piel.

¿Se pueden prevenir las cicatrices queloides?

Si has presentado queloides o tienes familiares que padecen este problema, informa de esta situación al médico cuando sufras alguna herida o bien, antes de someterte a una cirugía, ya que esto obliga a tomar ciertas precauciones.

Hoy en día se realizan pruebas de laboratorio para encontrar sustancias que impidan la formación de estas marcas cutáneas, de manera que en un futuro muy cercano podrían aparecer métodos para borrar por completo cicatrices queloides.

descarga este artículo en PDF