Signo de lienzo húmedo por diarrea

  • SyM - Cecilia Jiménez
Signo de lienzo húmedo, Signos de deshidratación en niños
La deshidratación debilita al niño y puede poner en riesgo su vida.
Si tu hijo ha tenido diarrea y al examinarlo, el médico pellizca su piel, no lo hace para lastimarlo, sino para detectar si padece desnutrición. Aquí la explicación del signo de lienzo húmedo

Deshidratación: falta de agua y algo más

A diario perdemos líquidos a través de la orina y sudor, mismos que reemplazamos al comer y beber; así, nuestro organismo mantiene el equilibrio de estos procesos y nos libramos de molestias o trastornos.

No obstante, en ocasiones la cantidad de líquido que sale del cuerpo supera (por mucho) a la que entra, y ocurre deshidratación, cuyas causas más comunes son:

  • Escasa ingesta de líquidos durante una enfermedad.
  • Pérdida de líquidos a causa de diarrea y/o vómitos.

En los niños, la deshidratación por diarrea está entre las principales causas de mortalidad en numerosos países, además de ser importante factor de desnutrición, por ello, es preciso identificar qué hacer en casa para proteger su salud.

Niños, en mayor riesgo

La deshidratación en niños ocurre lenta o rápidamente, según la forma en que se pierda el líquido y la edad del infante; además, tienen mayor probabilidad de deshidratarse que los adultos porque su cuerpo es más pequeño, al igual que sus reservas de líquidos.

En pediatría, uno de los "avisos" que los médicos toman en cuenta es el llamado signo de lienzo húmedo, el cual consiste en que al pellizcar la piel del niño, ésta se queda como un lienzo y tarda varios segundos en retomar su estado original; esto significa que la pérdida de líquidos vitales ha reducido la elasticidad (turgencia) de la piel, lo que constituye señal de deshidratación avanzada.

Para el médico, esta forma de palpar al niño ofrece valiosa información no sólo acerca de la gravedad del caso, también permite observar el grosor de la piel, lo que puede indicar al mismo tiempo falta de nutrientes.

Otros signos de deshidratación  

La pérdida importante de líquidos en los niños también puede provocar los siguientes síntomas:

  • Inquietud o irritabilidad.
  • Boca y lengua secas; saliva espesa.
  • Palidez de la piel y las mucosas.
  • Llanto sin lágrimas.
  • Ojos hundidos o la zona blanda de la cabeza del bebé (fontanela) hundida.
  • Bajos niveles de energía (parece muy débil o flojo).
  • Menor cantidad de orina, que ésta adquiera un color oscuro o no haya orina durante 8 a 12 horas.

Además, desnutrición

Los especialistas señalan que la diarrea no sólo supone una pérdida de líquidos y electrolitos, además es enfermedad nutricional. El reducido consumo de alimentos durante la enfermedad y la disminución de la absorción de nutrientes, generalmente se combinan para producir una pérdida de peso y retraso en el crecimiento infantil.

Así, el estado de nutrición del pequeño empeora y la posible desnutrición se complica; a su vez, la desnutrición contribuye a que el episodio diarreico se haga más grave, prolongado y potencialmente más frecuente en niños desnutridos.  

Por ello, es vital conocer todo acerca del tratamiento de la diarrea en niños, lo que incluye, por ejemplo, seguir dándole alimentos ricos en nutrientes durante y después del episodio diarreico para recuperar su ánimo y los nutrientes perdidos.

Tratamiento de deshidratación infantil

El médico establece los pasos a seguir basándose en el grado de deshidratación de tu hijo. Generalmente, recomendará ofrecerle una solución oral de rehidratación para reemplazar el agua y los minerales que ha perdido.

Puedes encontrar soluciones orales de rehidratación en farmacias o tiendas de autoservicio o bien, prepararlas en casa con fórmulas en polvo que contienen sales de sodio, potasio, cloro, citrato y glucosa, elementos vitales para el buen funcionamiento del organismo, en especial, durante episodios de diarrea.

Si la deshidratación es severa puede requerir que el niño reciba líquidos vía intravenosa, para lo cual deberá permanecer internado en una clínica u hospital hasta que se recupere.

Todos los casos de diarrea deben ser atendidos rápida y adecuadamente en los pequeños, recuerda que por sus características físicas, los infantes corren mayores riesgos que los adultos y con frecuencia, su corta edad les impide expresar lo mal que se sienten. ¡Cuídalos!

descarga este artículo en PDF