Tos

    SyM
Tos con flemas y tos seca, ¿cuál es la diferencia?
Conoce las diferencias entre tos con flemas y tos seca

Todos los seres humanos experimentamos este movimiento de aire súbito, ruidoso y violento, sin embargo, cada caso es distinto dependiendo de la causa y duración de este síntoma. Conoce los distintos tipos de tos y sus características.

Tos: respuesta natural

La tos se presenta como respuesta a la irritación de ciertos nervios receptores ubicados dentro de la garganta, senos paranasales, canales auditivos, esófago, abdomen y revestimiento del corazón y pulmones que se activan cuando te expones a contaminantes ambientales, sustancias tóxicas y alergenos

Igualmente, los nervios receptores se activan cuando existen infecciones por virus, bacterias y hongos.

¿Cuánto tiempo dura la tos?

Cuando es síntoma de enfermedad, puede iniciar abruptamente y durar pocos días, aunque también es posible que se prolongue más tiempo dependiendo del tipo de tos:

  • Aguda: se caracteriza por durar entre 3 y 7 días y ser manifestación de gripe, resfriado, introducción de un cuerpo extraño al organismo e inhalación de humo y sustancias irritantes.
  • Crónica: se prolonga por varias semanas y, en algunos casos, puede durar meses, lo cual obedece a padecimientos más severos, como asma, sinusitis, tos ferina, bronquitis, bronconeumonía, neumonía, alergias, cáncer de pulmón y enfisema pulmonar, entre otros.
  • Con flemas: también llamada tos productiva, se acompaña de secreciones viscosas color blanco, verde, amarillo o grisáceo, lo cual llega a resultar benéfico en ciertos casos, ya que agiliza la curación del paciente.
  • Seca: no elimina sustancias nocivas para el organismo y sólo ocasiona irritación de garganta.
  • Crupal: principalmente afecta a niños de entre 3 meses y 5 años de edad, y causa dificultad para respirar debido a que garganta, tráquea y cuerdas vocales se inflaman considerablemente.

Diagnóstico

Cierta información es útil para elaborar un diagnóstico específico, por ejemplo, las características de la tos, así como si se presenta por temporadas, durante el sueño, al despertar o después de comer.

Además, es importante saber si el inicio de la tos fue brusco (lo que haría pensar en la aspiración de cuerpos extraños), si está acompañada por otros síntomas (fiebre, dolor, sensación de ahogo y cambio en el color de la piel, entre otros) o si se tienen antecedentes familiares de alergia.

Si tienes tos persistente que no te permite llevar a cabo tus actividades, acude al médico para identificar la causa exacta y cómo superarla.

descarga este artículo en PDF